Con Irene Aterido, de meduelelaregla, en el Congreso “Entre dos manos”

Un año más estamos organizando el Congreso de Periodismo Sanitario y Comunicación en Salud de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) en la que trabajo desde hace unos años. En los últimos meses, como es habitual, he acudido a diversos actos, tanto como asistente como para cubrirlos como periodista. Y me siguen sorprendiendo algunas cosas que creo se pueden mejorar por lo que una vez más, espero que mis ideas sirvan de crítica constructiva. Me las aplico, yo la primera.

Generalmente, cuando voy a asistir a un acto, busco información previamente. En más de una ocasión, al consultar las redes sociales de la entidad organizadora, no he encontrado nada. En algunos casos, absolutamente nada tampoco en internet. Es como si no existiera el evento en cuestión. También es habitual que no haya un hashtag o peor, que haya varios. Y muchas veces me encuentro con que yo tuiteo más que los propios organizadores, que no hacen ni una sola mención del acto que están celebrando en sus propios canales. Si es tu caso o también lo has vivido, aquí van algunas sugerencias que espero que te ayuden:

  1. Cuida la comunicación como el resto de aspectos organizativos. En pleno siglo XXI, la difusión de tu acto es tan importante o más que las cuestiones logísticas. Ello incluye una página web, microsite o blog en condiciones y alimentar tus redes sociales, tanto antes como durante y después del evento.
  2. Elige un hashtag y avisa con suficiente antelación de que será la etiqueta de tu acto. Es importante que lo incluyas en todos los materiales divulgativos.
  3. Ten en cuenta a la prensa. Organiza un pequeño gabinete de prensa si tienes medios y si no, cuenta al menos con un periodista (hay miles en el paro, no te va a costar encontrar alguno) para que gestione la relación con los medios. Si tampoco te lo puedes permitir, te dejo algunas sugerencias, porque este apartado merece un capítulo aparte. Recuerda, la clave es: “mima a los periodistas“.

¿Y qué puedes hacer para cuidar a la prensa? Cosas tan sencillas como:

  • Asegura una buena conexión wifi… e informa de las claves. Si vas a cubrir un acto como periodista, además de escribir algo posteriormente, lo normal es que le des algo de difusión en redes sociales mientras se está celebrando. Llegar y no tener internet o que nadie te informe de los datos de conexión al entrar debería ser ciencia ficción a estas alturas de la película.
  • Garantiza su comodidad. Habitualmente, cuando voy a algún “sarao”, como muchos de mis compañeros, tuiteo desde el móvil. Ahora bien, si además voy a cubrirlo para algún medio o quiero escribir algo después, también necesito tomar notas al mismo tiempo. Lo normal es que la mayoría de los periodistas llevemos la tablet o el ordenador para poder trabajar en multipestaña. Una silla con pala para apoyar o mejor, una mesita con una silla nos facilitan mucho la vida. De puro básico, nadie cae en ello.
  • Prepara una buena documentación. Un buen dossier previo es imprescindible para saber si como periodista, te interesa cubrir el acto y en caso de hacerlo, poder escribir algo después. Si no tienes información es complicado que ni si quiera sepas si le puedes sacar jugo informativo. Además de información sobre el evento y tu organización, incluye una breve descripción de los ponentes, que facilite las entrevistas. Lo preparas y se lo mandas previamente (es lo ideal) o se lo entregas en mano allí mismo, si no te da tiempo a más o no tienes recursos humanos para enviarlo con antelación.

Y por supuesto, como ya adelanté en mi entrada de Febrero de 2018 “Algunas ideas para hacer coberturas por twitter“, pasado el año 2000 debería ser básico informar tanto del hashtag como de los @nombres en twitter de ponentes y participantes en el acto. Incluye esa información en la documentación previa, en el programa y en el dossier de prensa. A los periodistas nos encantan que nos pongan las cosas fáciles a la hora de trabajar.