Collection of the Auschwitz-Birkenau State Museum, Oświęcim, Poland © Museum of Jewish Heritage / Musealia

“¿Pero hubo españoles en los campos de concentración? Si eran solo para los judíos, ¿no?” Me preguntaba alguien hace poco. Hubo españoles en los campos de concentración, sí, como ya os adelantaba en esta otra entrada de mi blog. Ni estaban tan lejos ni fue hace tanto tiempo. Fueron muchos y les dieron un pan y un salchichón para subirse engañados a unos trenes que pensaban les llevarían de vuelta a España, como os contaba en ese mismo post.

Francisco Boix, “el fotógrafo de Mauthausen“, fue uno de ellos. “Un Fotógrafo en el infierno“, el documental de Llorenç Soler, recoge su historia con mucha más exactitud que una película que no parece haber sido demasiado fiel a la realidad. Otros documentales sobre el campo de Mauthausen que merece bien la pena ver son “Mauthausen, el deber de recordar” de TVE, “Españoles en Mauthausen” de Canal UNED o “Los últimos españoles de Mauthausen y del resto de campos nazis“, el documental que acaba de estrenar Carlos Hernández de Miguel basado en el libro Los últimos españoles de Mauthausen de este mismo periodista.

Noche y Niebla, del director francés Alain Resnais, fue realizado una década después de que se descubrieran los campos de concentración nazis y filmado en 1955 en el campo desierto de Auschwitz. “Después de la niebla” narra la apasionante historia de Siegfried Meir, el niño judío alemán “adoptado” en Mauthausen por el español Saturnino Navazo y “El Convoy de los 927” es un Documentos TV que cuenta la historia de los españoles de Angulema.

La búsqueda de mi tío abuelo desaparecido en 1939 me ha llevado este año a investigar los campos de refugiados españoles en Francia y los españoles en campos de concentración. Una historia que bien se merece que no olvidemos para que no se vuelva a repetir. El 5 de mayo es el día nacional de homenaje a los deportados y deportadas, a las personas asesinadas y a las víctimas del nazismo y este año, además, se cumple el 75 aniversario de la liberación de los campos de concentración y de exterminio nazis.

“Tenemos que luchar para que esto no se olvide”, dice la hija de uno de ellos en el documental de Carlos Hernández. Estos hombres “han sido los grandes olvidados de la historia de España”. Mientras toda Europa seguía reconociendo como héroes a víctimas y supervivientes de los campos de concentración nazis, la democracia española les olvidó, explica el periodista. “Si recordamos a los deportados ellos nunca morirán. Depende de nosotros que no se olvide su historia para que nunca se repita: lo que pasó ayer puede volver a pasar”.