Almas rotas: la investigación

Una preocupación:

 

La salud mental de los y las periodistas

“La única manera de transmitir con decencia es sintiendo ese dolor” Gervasio Sánchez, Morir para contar

“Hay un problema grave de salud” en el periodismo. Lo dice la primera investigación que aborda los problemas de salud mental de periodistas en España, que se ha llevado a cabo entre casi 300 profesionales de la información (prensa, radio, y televisión). Escribo sobre ello en el número 42 de Cuadernos de Periodistas, la publicación de referencia del periodismo en España, que edita la Asociación de la Prensa de Madrid.

La salud mental de los periodistas influye en su deseo de cambiar de trabajo. Esta investigación publicada en el International Journal of Environmental Research and Public Health cita mi artículo sobre periodismo y salud mental. Los problemas más frecuentes de salud entre periodistas están relacionados con los bajos niveles de realización personal, el agotamiento emocional y el trastorno de estrés postraumático, según los investigadores autores del estudio.

Otro estudio científico menciona mi trabajo. Periodismo y Crisis Sanitarias: Cómo los Periodistas en México Cubrieron y Resintieron la Pandemia por COVID-19 cita el artículo que escribí en Cuadernos de Periodistas de la Asociación de la Prensa de Madrid. En esta ocasión el paper ha salido publicado en el Global Media Journal.

“Los periodistas no nos permitimos porque nos parece obsceno hablar de nuestro dolor, pero es real”. Morir para contar 

Periodistas estresados

Los periodistas están particularmente expuestos a un nivel de estrés muy elevado para el promedio general, producto, entre otros aspectos, de la inestabilidad laboral y el vértigo informativo, según el libro “El estrés informativo”. La falta de apoyo por parte de los directivos es la principal causa de estrés laboral en periodismo según un estudio llevado a cabo entre periodistas de medios digitales de Bangladesh en 2015. El día a día en una redacción puede ser estresante incluso para quienes no cubren tragedias, según una revisión de 28 artículos de investigación publicados de 2002 a 2015 sobre el impacto de los estresores laborales en la salud y el bienestar de los periodistas. 

El 69,9 % de los encuestados en 2019 en la “Evaluación e intervención para la mejora de las condiciones de trabajo y de la salud en profesionales de la información (prensa, radio y televisión) en Aragón” del grupo de Investigación en Salud Mental de la Universidad de Zaragoza, España, adujo índices bajos o moderados de estrés, el 24,7 % presentaba una percepción alta y el 5,4 % muy alta. El 44,4 % sufría agotamiento emocional, el 19,1 % despersonalización y un 53,3 % no sentía que realizaba una contribución efectiva en su trabajo, mientras que casi un 18 % sufría desgaste profesional.

Según un estudio científico del London Press Club en 2017, para sobrellevar el estrés diario los periodistas hacen uso de la cafeína, la comida rápida o el alcohol.

“Llega un momento en que te notas que estás apartado del todo”. Manu Brabo, Morir para contar

Periodismo y trauma

Entre el 80% y el 100% de los periodistas han estado expuestos durante el transcurso de su trabajo a incidentes traumáticos, como accidentes automovilísticos, homicidios o desastres naturales, según una revisión de estudios realizada en 2019 por el Centro Dart de Periodismo y Trauma de la Universidad de Columbia. Cubrir eventos traumáticos durante un periodo de tiempo puede tener efectos negativos en los periodistas. Los periodistas pueden experimentar traumas al estar presentes en la escena o por la exposición de segunda mano, al ver imágenes duras o entrevistar a víctimas. 

Cubrir el trauma, además, puede generar otro según Natalee Seely, profesora de periodismo en Ball State University autora de un estudio de 2019 publicado en el Newspaper Research Journal según la cual cubrir eventos traumáticos durante un largo periodo de tiempo puede tener efectos negativos en los periodistas. Los resultados de la investigación apuntan a la importancia de los autocuidados y las estrategias saludables en las redacciones para promover el bienestar de los periodistas. Las sugerencias de la autora incluyen la humanización de las redacciones y la formación para cubrir este tipo de temas.

Vale la pena el riesgo de contar lo que sucede en el mundo” Javier Bauluz, Morir para contar

La pandemia de COVID

Los periodistas han sufrido también las consecuencias de cubrir la Covid-19, según una encuesta del Reuters Institute for the Study of Journalism sobre los reporteros que han informado sobre la pandemia. Los periodistas freelance serían particularmente vulnerables. El informe “Periodismo en tiempos de Covid” analiza cómo la pandemia y el teletrabajo han afectado a la salud mental de los periodistas, que es tan importante como la física según otro informe de la fundación Nieman.