Salud integral, con#ciencia 
¿Es posible aunar investigación sanitaria y salud holística? Es el titular de Salud y Poder y la pregunta a la que yo trataba de responder al hablar de Salud holística e investigación científica en mi entrada de 26 de marzo de 2011, La salud que viene. Ahora bien, ¿nos referimos a lo mismo cuando hablamos de salud holística?

El Dr. Alberto Marti Bosch aborda en este vídeo enfermedades como el cáncer, la esclerosis, psoriasis o las yagas en la boca desde una perspectiva holísticaEl blog alternativo analiza en este post el tratamiento holístico del cáncer, cuya “alternativa holística” se explica en este otro video. La “vía holística” de la enfermedad también se aborda en este video.

Con otra visión, de Medicina Holística escribe Salvador Casado con rigurosidad en su “consulta” virtual. La inclusión del doctor Casado entre los profesionales de la salud 2.0 en el informe #Toptensalud20 demuestra que algo está cambiando. Más allá del buen hacer de este médico de familia en las redes sociales, como bien refleja el estudio de Jassen Obserber realizado por la agencia Planner Media, yo destacaría su personal visión de la salud. Todo un ejemplo de moderación, sensatez y sentido común en esto de la “salud holística” que nada tiene que ver con la charlatanería, las supersticiones, la superchería, el esoterismo o el movimiento hippy, todo eso que tan habitualmente se mete “en un mismo saco”, como bien dice este interesante artículo al que, por otra parte, no le falta razón en muchas cuestiones.

La carta de Ottawa de 1986 establecía, entre otras cosas, que “el cuidado del prójimo, así como el planteamiento holístico y ecológico de la vida, son esenciales en el desarrollo de estrategias para la promoción de la salud”, que la Organización Mundial de la Salud define como “el estado de completo bienestar físico, psíquico y social, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Unos años antes, en 1983, María Sainz definía la Educación para la Salud como “aprendizaje no sólo para conseguir hábitos que fomente la salud, sino también favorecer una filosofía más holística”. En este sentido, la Educación para la Salud “intenta que la persona tenga más libertad y que dicha libertad sea conquistada por el aumento de conocimientos y una forma de vida más responsable”.

También el Informe Mundial sobre las drogas 2013 de la Oficina de Drogadicción y Crimen de la Organización de Naciones Unidas (UNODC) en Viena, que aborda el problema de las nuevas sustancias psicoactivas, sostiene que para manejar la situación hay que realizar una aproximación holística.

Desde este punto de vista, sí parece posible hablar de una salud holística con rigor para referirnos a un concepto riguroso de “salud integral”, con#ciencia, como yo misma he “bautizado” en twitter a esta idea poco o nada alternativa de la salud.