Salud natural

En La nueva medicina ya hablé de los “aires de cambio en el ámbito sanitario“. Escribí aquel post en octubre de 2011. Cuando la Medicina Tradicional China se moderniza y se industrializa para ingresar en el mercado occidental, en este país se ha creado un centro de recursos de medicina tradicional. Hasta la ministra de Sanidad española, Ana Mato, habló en su momento de “algo natural” despertando numerosas críticas.

La “naturopatía” es criticada por los escépticos, que aseguran que, según los expertos, “los ensayos clínicos de terapias no validadas científicamente son intentos de probar si la magia funciona“. El Dr. Adrián Martínez Ramos, pionero de la medicina no convencional en Alicante, asegura sin embargo que las terapias naturales se defienden por sí mismas en este irónico artículo. En España, ADAMA es una asociación que ofrece a personas sin recursos y en situación de exclusión social acceso a las terapias alternativas y naturales.

El I Congreso Internacional de Espacios de Arte y Salud se celebró en junio de 2012 por primera vez en España, organizado por el Departamento de Salud de Dénia y la Cátedra DKV Arte y Salud de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia. La arteterapia podría mejorar con la colaboración médica y por ello los profesionales están trabajando en la recogida de datos e indicadores sugeridos por los facultativos para poder extraer conclusiones clínicas, según informa Diario Médico.

La fitoterapia es una de las terapias naturales analizada en el estudio del Ministerio de Sanidad sobre terapias alternativas, en el que no se hace mención de sus efectos beneficiosos o no. Según un informe federal realizado en Suiza, “los estudios de la homeopatía y la fitoterapia son de mejor calidad que los estudios de medicina convencional”. Casi 200 plantas más efectivas que la medicina convencional están prohibidas en España. La Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo desestimó el recurso contra una sentencia que sancionó la venta de fármacos no autorizados. El demandado, que alegaba que las hierbas con propiedades terapéuticas no están reguladas por la Ley del Medicamento, fue sancionado por prescribir plantas medicinales sin autorización.

Otra controvertida y criticada práctica es la del reiki, que ya se aplica en dos hospitales públicos en España, como informa 20 minutos en este artículo, según el cual con la práctica clínica se ha comprobado que este tratamiento tiene un efecto muy beneficioso en los pacientes, aunque queda claro que el reiki “no cura por sí mismo“, sino que “fortalece nuestra capacidad autocurativa”. El hospital de Jerez es el primero de la comunidad autónoma y pionero en Andalucía en aplicar esta terapia que se utiliza también en la Clínica Anderson de Estados Unidos. Según el extra publicado por la revista Muy Interesante en octubre 2012, el reiki es eficaz contra el dolor a pesar de que no se encuentre explicación científica.

Lo mismo ocurre con los beneficios de la reflexología, que se utiliza en algunos hospitales para suavizar los efectos secundarios de la quimioterapia. La Universidad de Lleida imparte cursos de reflexología podal, para crítica de los más escépticos. También buenos resultados sin respaldo científico obtiene la acupuntura. Recientemente se ha identificado el mecanismo analgésico biológico, desvelado desde un punto de vista científico gracias a un estudio de la Universidad de Rochester en Nueva York. David Servan-Schreiber también explica algunas bases del efecto de las agujas en su primer libro, Curación Emocional

La revista digital para el desarrollo humano Uakix de marzo 2012 ofrecía un monográfico sobre el cáncer y sus tratamientos. Prácticas como la limpieza hepática de Andreas Moritz son objeto de gran controversia, no sin razón, como bien se explica en este post. Algunos productos “naturales” pueden perjudicar incluso los tratamientos oncológicos, según esta encuesta. Los oncólogos advierten de que lo natural no está exento de efectos secundariosrecuerdan que no todo es inocuo, como tantas veces hemos recordado en la sección de Terapias Complementarias de Rose, revista para pacientes de cáncer y sus familias en la que colaboro como redactora.